Jorge Mario Chajón – Director del Instituto Guatemalteco de Turismo

3

La importancia de la actividad turística en un país se deriva de la variedad de beneficios económicos que aporta al mismo, ya que permite la generación de empleos directos e indirectos, además de fomentar la economía en áreas de menos crecimiento o expansión y sobre todo, impulsa el desarrollo de otras actividades económicas para atender las necesidades de los turistas.

A sus 52 años, Jorge Mario Chajón ha logrado desarrollar proyectos de gran importancia para el turismo en el país. Posee una Licenciatura en Mercadotecnia y es Magíster en Administración de Negocios.  Nació el 9 de noviembre de 1964 en la ciudad de Guatemala y a continuación te compartimos gran parte de su trayectoria en este tema…

¿Cómo se considera Jorge Mario Chajón? 
Soy  una persona que ha luchado por salir adelante.  Me he preparado académicamente para lograrlo y con la ayuda de Dios, he tratado de aprovechar las oportunidades que se me han presentado y que me han ayudado a crecer como persona.

¿Cómo inició el gusto por el tema administrativo y la mercadotecnia? 
El gusto por la mercadotecnia, en realidad es un accidente; empiezo a estudiarlo en el bachillerato, sin saber exactamente a lo que me enfrentaba, pero luego, la carrera hizo que me interesara mucho y entonces hice lo necesario para entrar a la universidad Rafael Landívar, que era la única universidad que en ese momento tenía la carrera. Ingreso en 1984  y desde entonces me han empleado en diferentes departamentos de mercadotecnia para varias empresas.

¿Quiénes han influido en su trabajo?  
Muchas personas.  He tenido diversos jefes y de todos he aprendido algo.  Recuerdo por ejemplo, en mi primer trabajo en Johnson y Johnson que mi  jefe directo fue Eduardo Toriello,  pero también teníamos un gerente general de origen cubano-norteamericano de nombre Manuel Peláez, y ambos influyeron grandemente en toda mi vida profesional. También fue importante mi paso por el Irtra, en donde tuve la oportunidad de trabajar muy de cerca del señor Ricardo Castillo Sinibaldi, aunque mi jefe directo, fue siempre, el señor Manuel Valdez. De ambos, aprendí mucho, especialmente, en temas relacionados a la visión y a que uno debe pensar en grande, para poder actuar en grande y crear cosas distintas para Guatemala.

Durante sus más de 30 años de experiencia en la mercadotecnia ¿Cuáles han sido sus mayores logros? 
En primer lugar, puedo decir que es el crecimiento profesional que he logrado en todas las empresas en las que he trabajado.  Pero también tuve la oportunidad de ingresar al marketing Hall of Fame con la marca IRTRA y haber ganado arrobas de oro y otros premios. Además el hecho de que comercialmente pude introducir muchas marcas al mercado cómo por ejemplo, Té Supremo Superior,  las mentitas tanto de Ambrosoli como de 2 en 1 y otros productos que de la nada llegaron a ser líderes en el mercado.

Ha manejado el portafolio de marcas muy importantes y reconocidas, pero ¿Cómo lo ha logrado? 
He tenido a mi cargo muchas marcas líderes en el mercado, pero también muchas, que no lo son y de ambas circunstancias se aprende mucho.  Algunas empresas manejan presupuestos amplios, lo que permite tomar acciones más puntuales, que a la vez, producen resultados inmediatos, pero en todos los casos, tiene uno la obligación de aprovechar los recursos disponibles para generar los mejores resultados, y eso no siempre es fácil.

¿Cuál ha sido el mayor reto dentro de esas empresas? 
Uno de las más grandes fue cuando llegué al Irtra y teníamos que transformar el nombre de  una empresa a una marca reconocida.  Recuerdo que las playeras y las gorras con marca IRTRA no se vendían porque no significaban nada para nadie, pero después del trabajo que realizamos por años,  veíamos a las personas lucir sus prendas con mucho orgullo por lo que la institución ahora representa.

¿Cuál es la diferencia entre trabajar para marcas de consumo diario o para instituciones como el IRTRA o INGUAT? 
Definitivamente es muy distinto a trabajar para productos de consumo que para servicios, pero el Irtra es algo completamente diferente, porque estamos hablando de una institución con una gran influencia a nivel nacional e internacional. Pero sobre todo, porque realmente se trata de la promoción turística y del desarrollo que eso significa para el país.  Bastante parecido es lo que sucede con el Inguat, con la ventaja de que ambas instituciones utilizan las tecnologías más recientes, con procesos de punta para aplicarlos, con la visión de ir hacia el futuro, buscando hacer felices a las personas.  Con relación a las marcas de consumo, se tiene que conocer el mercado doméstico, el mercado local y el mercado internacional que son  muy diferentes, con sistemas de comercialización diferente.

¿Cómo ha sido su experiencia como director del INGUAT? 

Como director de Inguat le puedo decir que ha sido una de las experiencias más importantes en mi vida, donde la parte técnica es lo más valioso y lo más apasionante de la industria de turismo; la política es la parte que no quisiera abordar y he tratado de mantenerme alejado lo más que puedo de esa parte.  Hay algunos funcionarios con los que es difícil tratar porque no siempre buscan lo mejor para Guatemala,  pero también hay otros con una gran altura; con objetivos claros para Guatemala y que siempre están tratando de dar lo mejor.  Con algunos de ellos, hemos tratado de hacer equipo para lograr proyectos en los aeropuertos y en los pasos fronterizos.  Ahora también estamos tratando de llevar más desarrollo al norte del Petén con las mesas de trabajo y la priorización del sector turismo que hizo el presidente.  Todo esto nos permitirá alcanzar un mejor nivel de turismo para el país.

¿Cuáles fueron los retos que encontró en el INGUAT al asumir dicho cargo? 
Una de las debilidades que encontramos,  fue que la entidad no tenía una buena imagen, porque había sido dirigida por algunas personas sin ninguna especialización de turismo, sin conocimientos de servicio, sin conocimientos previos y con intereses focalizados hacia otros temas.  Nosotros comenzamos por articular a todas las entidades, porqué lamentablemente ha sido un sector  bastante fragmentado y hemos logrado reunir a los distintos actores para que vengan con nosotros y que juntos caminemos de la mano del plan maestro en busca de un mejor futuro para Guatemala.

¿Ha hecho cambios rotundos dentro de la misma? 
Los cambios que hemos hecho básicamente son estructurales, al final de cuentas estamos poniendo mucho más interés por ejemplo en las inversiones. Vamos a poder hacer inversiones más altas porque también traemos planes que primero requirieron de ciertas autorizaciones pero las vamos a tener listas el año siguiente.

En cuanto al turismo… ¿Cómo ha sido la afluencia de visitantes al país en los últimos meses? ¿Y las divisas? 
Podemos ver que el turismo en Guatemala hasta agosto de 2017, comparado con agosto del 2016,  ha crecido un 14%.   Las divisas no han crecido en la misma proporción porque hemos tenido una baja en la estancia de días de los turistas en Guatemala.  El gasto promedio también ha bajado un poco.

¿Por qué ha considerado necesario pedir a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) que recaude el impuesto por hospedaje y la seguridad turística? 
Hemos considerado pedir el apoyo de la SAT para la recaudación del impuesto de hotelería, porque la SAT tiene la infraestructura y la competencia para hacerlo, mientras que para el INGUAT no es su función principal y le ocupa recursos humanos y financieros.

Hay varios departamentos a los que han impulsado como importantes puntos para visitar, entre ellos Quetzaltenango ¿Cómo ve a la ciudad actualmente? 
Quetzaltenango cuenta con muchos atractivos naturales, históricos y culturales que nos dan la posibilidad de ofrecerlo como un destino muy especial incluyendo el turismo de aventura que ofrece el Volcán de Chicabal por ejemplo. Así es que esperamos que Quetzaltenango sea uno de los destinos con mayor crecimiento de los que tenemos actualmente en cartera.

Un mensaje a los lectores para que juntos trabajemos por el desarrollo del país.  
En Guatemala tenemos una gran variedad de recursos naturales y culturales, sin embargo, el problema ha sido que no hemos podido llegar a una visión compartida de futuro para nuestro país.  Afortunadamente en el plan maestro de turismo se refleja esa visión compartida del sector turístico guatemalteco en donde se enlazan las entidades y los técnicos para que todos juntos vayamos hacia un mismo lugar y en busca de los mismos objetivos, en busca de un mejor futuro para nuestro país. Saludos cordiales.

Compartir .

Acerca del Autor

3 comentarios

  1. Manuel Valdéz Berthet en

    La puntualidad de las preguntas y la claridad y precisión de las respuestas permiten tener una semblanza del MBA Jorge Mario Chajón, quien es uno de los eficientes colaboradores del Presidente Jimmy Morales, porque es capaz y se ha dedicado a trabajar con empeño como Director del INGUAT.

Deja un Comentario

Powered by themekiller.com