Visión y Sueños de la Familia Woc

1

Por José J. Guzmán

Cuando se le pide a Arturo Woc que comparta uno de sus recuerdos más felices, él nos traslada a 1996, un buen año para la ciudad, sobre todo por la conquista de la Tercera Luna. En la 18 avenida 4-44 de la zona 3, veía realizarse el principio de sus sueños: un pequeño punto de reunión, de un nivel y con apenas 12 mesas, que pretendía traer el verdadero sabor de la comida cantonesa a Xela. Hoy, 22 años después, es el restaurante chino con más prestigio y popularidad en el occidente del país, prueba de ello es su concreta expansión iniciada en 2014.

Si algo caracteriza a Shai Long en el presente es la optimización de procesos en su cocina para brindar un servicio que no pierda calidad y que sea más efectivo. Luis Arturo Woc, hijo de don Arturo, explica que esto es la confirmación de un trabajo realizado en familia durante años que incluye disciplina, esfuerzo e innovación. “Poder tener las cocinas abiertas y darle al comensal la oportunidad de observar qué y cómo se está cocinando, nos ha permitido que la principal característica que nuestro cliente sea la confianza que nos tiene”, detalla Luis Arturo.

De 1996 hasta 2014 Shai Long vivió su época más tradicional, como muchos comensales lo recordarán. Para Debora García, esposa de Arturo Woc, esto apenas fue la primera etapa de esta gran aventura por la gastronomía oriental en la que el fuerte de la empresa era la organización de eventos. Al abrirse las puertas del restaurante ubicado en condado Santa María, 18 años después, el reto fue más grande. “Cuando decidimos expandirnos, lo hicimos con la seguridad de ofrecer la misma calidad en ambos puntos, crecer es también mejorar procesos internos al mismo tiempo que se mantiene la originalidad en nuestro sabor”, expone Debora.

Más allá de la delicia que propone la comida cantonesa, Shai Long ofrece una experiencia que mezcla un gran sabor y la presentación con un buen servicio. “Nos enfocamos en que nuestro cliente tenga una grata aventura desde el momento en que decide venir y entrar. Nuestras instalaciones son de rotación lenta donde el comensal puede pasar mucho tiempo en el restaurante y sentirse cómodo, ese ha sido el bastión principal: la calidad total”, comenta Luis Arturo.

“Shai Long es delicioso porque es una experiencia que se puede recordar. Muchos de nuestros clientes toman como favoritos los platos de Shai Long, eso es algo que nos hace únicos”, dice Daniel Arturo, el segundo hijo de Arturo Woc.

Para la más pequeña, Amélie, de apenas 12 años, Shai Long se caracteriza por el equilibrio de sus ingredientes y por la originalidad de sus platillos y su sabor.

Arturo Woc descubrió la pasión por la gastronomía desde joven. Recuerda que fue en la cocina de su mamá donde supo que su destino estaba marcado. Más tarde viajó a Nueva York, Estados Unidos, en busca de más experiencia y finalmente llegó a la ciudad de Quetzaltenango donde conoció a Debora García, una actriz y pedagoga altense, quien aparte de adoptar las costumbres orientales, se convirtió en la fuerza motivadora para el crecimiento de Shai Long.

Shai Long se ha seguido expandiendo. Desde el 2016 se puede encontrar  en el centro comercial las Américas en Mazatenango. Desde enero de 2018 se puede disfrutar en el food court del centro comercial Utz Ulew Mall y desde mayo en el nuevo Pasaje Central de la zona 1 de la ciudad altense.

Al entrar a Shai Long se percibe un sabor singular que ya hace pensar en una marca añeja y madura, no es para menos, el trabajo en conjunto tiene su recompensa. Tal como comenta Daniel Arturo: más allá de la comida cantonesa, más allá del buen servicio y de la excelencia, el origen de la superación de esta empresa se encuentra en el amor a la familia.

“El sentido de la vida son ellos. Siempre le he pedido a Dios que Shai Long sea un restaurante familiar donde se tenga facilidad de venir y convivir con los seres queridos. Desde el primer día en que se abrió se ha trabajado con la misma forma de pensar: lo primero es la familia”, asegura Arturo Woc.

Prueba de ello también son las palabras de Amélie: La familia es nuestra principal enseñanza. Como familia, mis padres me han enseñado a tratar a los demás como nosotros queremos ser tratados y sobre todo a ser responsables y fuertes. A no darnos por vencidos.

El camino de Arturo Woc y su familia aún tiene mucho que contar, porque la historia de Shai Long apenas comienza y serán las futuras generaciones las que den a conocer esta empresa que ofrece el tradicional sabor de la cocina cantonesa desde Quetzaltenango para el resto del mundo.

Compartir .

Acerca del Autor

1 comentario

  1. Alfonso Arroyave en

    Estas son las historias de los empresarios Guatematecos que motivan a que seamos mejores cada dia. Arturo, Debbie y toda la familia han trabajado arduamente durante mas de dos decadas no solo con el fin de alcanzar el sueño empresarial que todos anhelamos alcanzar, la familia completa a incansablemente apoyado y extendido la mano a cientos de personas en la localidad y hasta internacionalmente. Personalmente he observado como Dios prospero a esta familia para ser eje de bendicion a su alrededor. Este es el modelo de la familia quetzalteca exitoso pero humilde, estas son las historias que hay que contar de generación y generación, estas son las historias de exito del sexto estado. Gracias por compartir tan grato reportaje de tan queridos amigos. Saludos a la familia Woc en Quetzaltenango desde Canada.

Deja un Comentario

Powered by themekiller.com