Ataque de Pánico – El Estallido de un Volcán

0

Si usted ha tenido un ataque de pánico;  sabe que se presenta como una sensación de angustia exagerada que le hace creer que está a punto de morir.   Suele aparecer síntomas tales como palpitaciones, taquicardia,  sensación de falta de aire, sudoración, mareo, miedo a perder el control;  son síntomas muy intensos, aparecen repentinamente  y llegan a su máxima intensidad en más o menos diez minutos.

Si usted padece esto; seguramente también ha escuchado frases bien intencionadas como: “cálmate todo está en tu mente”  “solo es psicológico”  “piensa positivo”  así que lo primero que necesitamos es preguntarnos lo siguiente: ¿Los ataques de pánico son reales o son un mal imaginario?

Para analizar esta pregunta necesitamos saber que los pensamientos y sentimientos, aun cuando no son visibles al ojo humano;  se manifiestan como reacciones bioquímicas en el cerebro;  provocando cambios y alteraciones físicas.

Así que cuando nos referimos a algo psicológico o psicosomático;  no podemos reducirlo a “imaginario”    estamos hablando de procesos biológicos delicados de manejar,   no basta intentar pensar positivo.

Nuestros  pensamientos y sentimientos usualmente ocurren sin que estemos totalmente consientes de ellos;  una persona que padece ataques de pánico, generalmente  maneja una fuerte cantidad de pensamientos estresantes que se acumulan causando el estallido de un volcán.

Por supuesto que el tratamiento para los ataques de pánico requiere un buen manejo de los pensamientos  y emociones aflictivas,  pero esto no se puede lograr de forma instantánea;  lleva un proceso.

El cerebro cuenta con un sofisticado sistema para defenderse de los peligros,   cuando algo nos asusta se activa la segregación de cortisol en el cerebro, lo que produce reacciones corporales, para que el organismo se defienda.     En las sociedades modernas debido al estilo de vida,  las personas muchas veces presentan un elevado nivel de cortisol,  lo que predispone a los ataques de pánico,   por ello el tratamiento además de medicamentos requiere terapia cognitiva y técnicas de relajación para lograr reducir los niveles de cortisol,  a través de entrenamiento y práctica.

En palabras de mi maestro Hun Lye;  “calmar la mente, solo diciéndole que se calme;   es  igual que querer curar el dolor de diente, diciéndole al diente que no duela”    en ambos casos tanto el dolor, como la angustia;  no existen físicamente;  pero son efectos que requieren un tratamiento adecuado.

La buena noticia es que hoy en día disponemos de muchos recursos para el tratamiento de los ataques de pánico:
1)  consulte a un médico;   antes de cualquier terapia debe tener un diagnóstico médico  para descartar otros padecimientos y recibir la medicación adecuada.

2) busque terapia psicológica profesional.   Los ataques suelen ser un síntoma de acumulación de cargas emocionales,  problemas no resueltos,  mal manejo de stress entre otras.

3) practique  técnicas de respiración que se pueden usar en momentos de crisis.   Es importante preparar un plan para las crisis,   respiraciones y sobre todo repetirse constantemente, que el evento es temporal y que pronto pasara.

4)  mejore su calidad de vida;  practique ejercicio,  alimentación saludable,  sueño de calidad,  relajación.
Recuerde; la situación que vive en el presente es producto de la acumulación del pasado;   sin embargo;  ¡su situación futura depende de sus acciones de Hoy!     Los Ataques de Pánico se pueden controlar.

Por:
Licda. Marither Alcahé
Psicóloga.
marither.psicologa@gmail.com

Compartir .

Acerca del Autor

Deja un Comentario

Powered by themekiller.com