La geométrica ciudad de Mannheim

0

La geométrica ciudad de Mannheim

Mannheim, es una ciudad ubicada al sur de Alemania y se encuentra entre los ríos Nekkar y Rin. Su clima es generalmente frío y nublado, pero muy caluroso durante el verano, si la quieres visitar durante los días de calor, se recomienda desde la quincena de junio, hasta los primeros días de septiembre.

Esta ciudad alemana resurgió de las cenizas, su gran movimiento económico e industrial fue afectado en la primera guerra mundial, por lo que muchas de sus construcciones se realizaron con el resto de las anteriores, pero aún mantiene su esencia. Existe un aspecto peculiar, pues el centro de la ciudad tiene forma de herradura y las calles están separadas en manzanas a las que les denominan cuadrados, cuyo nombre está basado en el abecedario, y justo en el centro se ubica la plaza.

Sus principales focos de atención, se centran en el arte y la cultura, pero tampoco puedes dejar atrás los espacios dedicados a las compras. Esta ciudad también es conocida porque puedes encontrar todo tipo de productos, por eso hay un dicho que reza así: si no lo encuentras en Mannheim, es porque no existe. En una de las calles principales podrás ubicar centros comerciales para conocer la infinidad de cosas que puedes adquirir.

¿Qué puedes visitar?

En el Teatro Nacional de Mannheimse siempre hay una agenda viva de actividades como óperas, obras de teatro o ballets, así como conciertos de música popular. También puedes encontrar museos como el Reiiss-Engelhorn, el Museo Regional para la Técnica y el Trabajo y la Sala de Arte, el Círculo de Bellas Artes y la Galería de Arte Municipal.

La Kurpfalzstrasse es la calle principal de la ciudad que contiene una gran parte de los sitios de entretenimiento, tiendas y sitios culturales, por ello se convierte en un lugar perfecto para la caminata, además hay personas paseando por el lugar durante la tarde noche, y esta calle sirve como el espacio para la celebración de actividades importantes, eventos públicos y vacaciones. Además, en este mismo trayecto está ubicada la Torre de Agua.

El icónico lugar, la Torre de Agua, es denominada como el símbolo principal de la ciudad, rodeada de arreglos florales y al frente una fuente de Art Noveu con chorros que se cruzan entre sí.

Al subir las escaleras, hay una hermosa vista hacia los jardines. La torre, que está hecha de piedra, mide alrededor de 60 metros de altura, y en ella también se pueden observar esculturas de personajes mitológicos como la esfinge y Anfltrite, la diosa del mar, así como ninfas de bronce que rodean la fuente. Durante la noche, el agua se combina con luces que presentan un agradable espectáculo.

Otro tipo de turismo interesante, es el que está basado en congresos profesionales, Mannheim destaca como un centro para realizar eventos de este tipo, debido al Congress Center Rosengarten, uno de los mejores debido a la modalidad de la construcción que combina arquitectura antigua y moderna.

Para los interesados en el tema religioso, hay un punto de referencia, la Iglesia Jesuita Jesuitenkirche, de estilo arquitectónico barroco, cuya construcción duró casi 30 años, a este lugar asisten cientos de viajeros para conocer su pintoresca presentación.

Tampoco puede faltar el jardín chino en Luisenpark, que se formó en 2001, en este se encuentra la casa de té más grande de Europa, y fue construido de acuerdo a las casas de té clásicas de China, está hecho de madera y piedra, y quienes llegan pueden degustar más de 30 tipos de té, elaborados de acuerdo a las tradiciones del consumo de esta bebida milenaria.

Mannheim, tiene actividades de todo tipo, pero es un destino ideal para quienes buscan algo fuera del bullicio, sobre todo porque sus habitantes suelen movilizarse a pie o en bicicleta. Para ello, puedes recorrer las orillas del río Neckar, que posee puentes antiguos y se pueden admirar paisajes peculiares, además, a lo largo del trayecto, se pueden conocer los alrededores de la ciudad, característica por sus construcciones.

Consejos para los turistas

Si visitas los mercados locales, te aconsejamos llevar suficiente efectivo, sin embargo, en otros comercios sí son aceptadas las transferencias electrónicas. Las tiendas y oficinas públicas abren desde las 9 de la mañana y cierran a las 18 horas, y los centros comerciales finalizan la jornada a las 20 horas. Toma en cuenta que el jueves es el día el que se tiene un horario largo de trabajo, con establecimientos abiertos hasta las 20 horas; y los sábados, el tiempo es más corto, algunos lugares cierran a las 16 horas.

 

 

Compartir .

Acerca del Autor

Deja un Comentario

Powered by themekiller.com