EDUCACIÓN INTEGRAL

0

“Una educación integral será aquella que contemple, en su debida importancia, la totalidad de las funciones humanas: sensibilidad, afectividad, raciocinio, volición o sean cuerpo y espíritu: sentidos e inteligencia, corazón y carácter.”

Esto sugiere un proceso no mecanizado sino orientado al desarrollo del ser humano en sana convivencia, apoyado en métodos y técnicas que propicien el pensamiento crítico y creativo.

El Informe Delors de la UNESCO, sugiere que en el aula el estudiante debe aprender a ser, a hacer y a convivir. El aula debe convertirse en un espacio en donde el docente aplique diversidad de herramientas pedagógicas.

Por otro lado, Martín López Calva en su libro “Pensamiento Crítico y Creatividad en el Aula”, hace referencia a la importancia que tiene el docente al ejercer la rectoría de su cargo, desempeñando un rol trascendental  para desarrollar todas y cada una de las potencialidades del ser humano propiciando la autoapropiaciónde los estudiantes que redundará en la construcción de un mundo mejor, un mundo en el que se genere la innovación y originalidad.

En la integralidad deben ser consideradas las características únicas de los estudiantes, diferencias que enfatiza Howard Gardner, en las inteligencias múltiples  y la manera en que cada estudiante las combina y utiliza; las propuestas educativas debe ser incluyentes y no limitativas.

El compromiso real de un docente humano y profesional que dignifica su función requiere la aplicación de la ética y valores dentro del aula, así como la equidad en el trato hacia todos, la libertad para plantear ideas y opiniones, el respeto hacia esas opiniones; un docente que genere en el estudiante la valoración por el arte y  la belleza que le brinda la naturaleza y la felicidad, la capacidad de escucha, respeto a la identidad, género, cultura, etc.

Lo anterior, aunado a la concordancia del docente entre lo que dice, hace y es, propiciará la generación de la autoapropiación de los estudiantes en su proceso de aprendizaje investigando los temas tratados, interpretando lo que van aprendiendo, generando mejores análisis de las situaciones que se plantean, tomando mejores decisiones y asumiendo la responsabilidad de las mismas.

La tecnología y su aplicación dentro del aula se deben considerar como material de apoyo y no precisamente quien suplirá la función del docente, lo que implica el uso racional  y aprovechamiento de los mismos, ellos son la generación tecnológica y de comunicación, hoy debemos pasar de la pizarra y el yeso al aprovechamiento bien aplicado de la tecnología, de las redes sociales, los navegadores y el celular, estamos participando en el proceso de transformación de niños y jóvenes  que competirán en un mundo cada vez más globalizado, que implica una actualización constante de tecnología y constructos teóricos apegados a esas necesidades.

Compartir .

Acerca del Autor

Deja un Comentario

Powered by themekiller.com